Sobre el blog

Nuestro Blog de Viajes al Caribe pretende ser un espacio para publicar abiertamente: historias, opiniones, anécdotas, noticias, sucesos, vivencias, críticas, colaboraciones e información acerca de los diversos destinos turísticos que componen el maravilloso atractivo del Caribe.

Con la intención de dar tanto a los actuales como a los potenciales clientes de www.guajira.com.ar un espacio para expresarse y de consulta sobre datos turísticos +

El Hotel Habanero Ambos Mundos

Aunque a la parte vieja de la ciudad se puede acceder por varios puntos, sin duda el que lleva a ella desde la zona del Parque Central, por la calle Obispo, es la más utilizada.

Se trata de un recorrido por esa vía peatonal, donde el turista que visita La Habana puede tomarle el pulso al movimiento múltiple de la capital cubana, que viene y va entre comercios de diversos tipo, curiosos que se detienen a revisar o comprar algo, o a detallar aspectos de la ecléctica arquitectura.

Librerías, cafeterías, tiendas de diverso tipo, venta de arte, bares donde suena la alegre y movida música de la isla, conforman el escenario que encuentra a su paso el caminante.

Por esa calle Obispo, que entonces no era peatonal, se vio en una época, varias veces al día, al Premio Nobel Ernesto Hemingway calle arriba y calle abajo. Corrían los inicios de la década de los años 30.

El motivo de este caminar del escritor se debía a su asistencia a dos de sus sitios preferidos en la capital Cubana: el bar restorán El Floridita y el Hotel Ambos Mundos . Los dos se encuentran en la misma calle Obispo, casi en los extremos de la misma, y este hotel fue la casa de Hemingway entre 1932 y 1939. Se trata de un sitio, que según él mismo confesó, era bueno para escribir.

Y la veracidad de esta afirmación se comprueba porque sabemos que allí escribió buena parte de su novela Por quién doblan las campana. Pero desde la habitación que ocupó por años, y que hoy se conserva como un pequeño museo para recordar al escritor, éste solía otear el horizonte urbano y muy cerca, el mar que exploró por años en su yate Pilar. Y en este espacio concebiría imágenes y definiciones que después supo volcar en artículos de prensa, cuentos y novelas, todo en su prosa sólida.

El Hotel Ambos Mundos se inauguró en enero de 1925, en las esquinas que conforman las Calles Obispo y Mercaderes. Hay noticias que ya en 1835 existía en ese espacio una vivienda de dos plantas, pero ya en Febrero de 1923 se comenzó la construcción de un edificio con la finalidad de servir como hotel, inicialmente con tres plantas, aunque pensado para añadirle dos más. Tras sucesivas restauraciones, Ambos Mundos presenta hoy todo el confort moderno, unido a su añeja estructura, que le brinda al hotel un ambiente intemporal, o más bien, de todos los tiempos.

En el recibidor del hotel, además de buena música en vivo, es frecuente encontrar exposiciones de artistas de la plástica, en una tendencia muy positiva que cultivan varios hoteles habaneros.

Su ubicación privilegiada en el centro antiguo de la capital cubana le permite al huésped disfrutar de una serena privacidad en sus instalaciones, así como la posibilidad de que a solo unos pasos, en las aceras y calles circundantes, puede acceder al mundo cubano y cosmopolita que bulle en su actividad incesante. A una cuadra se encuentra el que fuera en la colonia Palacio de los Capitanes Generales, imponente edificación que mira a la hermosa Plaza de Armas, de la que la separa una calle de madera.

El Hotel Ambos Mundos, pudiera decirse, esté en el centro de todo lo que constituye la Habana Vieja. De seguro será un sitio grato e inolvidable al lector, si decide viajar a Cuba.

Autor: Rodolfo de la Fuente

Editor: Hector Pompa Dominique

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Ad Spot Ad Spot Ad Spot
Ad Spot Ad Spot Ad Spot

Links

Tag Cloud





addtomyyahoo4
Subscribe in NewsGator Online
Add to My AOL
Subscribe with Bloglines
Add to netvibes
Add to Google